La pérdida de un ser querido despierta muchos sentimientos y acciones que cambian nuestras vidas. En este momento, se nos vienen a la mente miles de recuerdos y emociones que debemos aprender a asimilar y que en el último tiempo se han visto afectadas por la contingencia sanitaria.

Y es que el confinamiento, ha afectado en cómo las personas viven el fallecimiento de un ser querido, principalmente, por esa imposibilidad de participar de ceremonias presenciales como el propio velorio o el funeral.

Por lo mismo, a lo largo de esta contingencia sanitaria diversos expertos han entregado una serie de herramientas y recomendaciones, que queremos compartirte y que te ayudarán a vivir el duelo en aislamiento de mejor forma.

No presionarse con el contexto

Los psicólogos españoles Vicente Alberola, Lina Adsuara y Nuria Reina, en un documento denominado “Intervención individual en duelo”, señalan que es importante “darle su tiempo a la persona que ha sufrido una pérdida importante y no presionar para que recupere la normalidad en un periodo excesivamente breve de tiempo”.

Y esto mismo se puede aplicar para el contexto actual. Para nadie es indiferente que estamos ante una situación inédita en la historia de la humanidad. La pandemia que estamos enfrentando y sus consecuencias son un desafío por sí mismo que agravan el dolor por la pérdida de un ser querido.

En ese sentido, no debes presionarte por querer hacer más de lo que puedes o simplemente “apresurar tu duelo”. Debes entender las circunstancias particulares que estamos viviendo. Por ejemplo, la imposibilidad de asistir a ceremonias hace que debamos actuar de forma distinta a lo que nosotros mismos esperamos. Entender esta “nueva realidad” te ayudará a la larga, a vivir el duelo sin presiones.

Hacer rituales simbólicos

En general, los psicólogos coinciden en que en este momento es crucial generar algún ritual. Si bien no se pueden llevar a cabo -o con cierta normalidad- las ceremonias habituales, sí es posible hacer cosas que nos ayuden en el proceso del duelo.

“En este tiempo será importante generar rituales y ceremonias que hagan que me conecte con los recuerdos del fallecido, porque marcan un antes y un después en la vida”, señala Magdalena López, psicóloga del programa Contigo en el Recuerdo.

En ese sentido, algunos consejos que recoge la profesional son:

  • – Grabar en video una ceremonia simbólica de despedida y compartir ese momento en redes sociales.
  • – Desarrollar un sitio web que sirva de libro de condolencias.
  • – Usar por unos días una prenda del fallecido que sea significativa.
  • – Elaborar un diario donde expreses todo lo que vas sintiendo cada día.
  • – Realizar dibujos u obras de arte, que te permitan expresar de manera simbólica tu sentir.
  • – Realizar un pequeño altar dentro de la casa en algún lugar tranquilo, donde puedas poner su foto y otros arreglos.
  • – Construir una caja de recuerdos, para guardar los recuerdos de tu ser querido.
  • – Colgar de tu balcón, ventana o puerta algún objeto que simbolice que estas en duelo.
  • – Vestir de una cierta forma mientras estás en duelo.
  • – Utilizar fotos o videos que puedan ayudarte a conectar con los recuerdos.

Conoce los servicios de Parque del Recuerdo para acompañar las ceremonias de despedida.

Vivir el duelo en compañía

Además, los expertos coinciden en que vivir el duelo en compañía es clave dentro de la elaboración de la pérdida. Si bien se entiende que cada persona deba tener su espacio personal y sus momentos de introspección, se recomienda el acompañamiento mediante mensajes de apoyo a través de cualquier plataforma.

Según comenta Ricardo Prieto, psicólogo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, esto se puede hacer mediante mensajes de apoyo “sinceros, genuinos y compasivos frente al dolor y el sufrimiento”, pero tomando los recaudos respectivos con las palabras que se utilizan.

Las redes sociales son sí o sí una gran ayuda. Ya sea Facebook, Instagram, Twitter u otra plataforma, estas se han transformado en un muy buen elemento para sentir la conexión con otras personas. Incluso, dice Magdalena López, las redes sociales también sirven para desconectarse sanamente de la realidad en ciertos momentos.

“Es importante la ambivalencia de las redes sociales. Sirve para conectarse con el fallecido, hablar de los recuerdos, pero también tener espacios de desconexión, donde pueda pensar en otros”, cierra.