Cremación top: convierte las cenizas en joyas colgantes

 
 

Es una forma de llevar consigo al difunto
Cremación top: convierte las cenizas en joyas colgantes
Por joaquín Riveros - LUN

 
Si un par de décadas atrás cremar a un pariente era visto casi como antesala del infierno, actualmente los chilenos están mucho mas relajados con el tema. Tanto que incluso llevan las cenizas de sus duelos en collares diseñados especialmente para tal efecto. Por curioso que suene, la luctuosa joya tiene una cadenita de playa y un colgante con una piedra engarzada que se destapa en cuyo interior van las cenizas.

“La gente los pide porque es una forma de llevar un pedacito de sus deudos condigo. Hemos vendido unos 80 desde que introdujimos el servicio”, explica Juan Andrés Fuentealba, administrador del cinerario del Parque del Recuerdo.
La novedad no muere ahí.

La novedad no muere ahí. También se venden ánforas de sal que se disuelven cuando se lanzan al mar y otras de tierra en las que se puede colocar una semilla para que germine un árbol o una flor.

Los nuevos formatos son fruto de la –por impersonal que suene- creciente industria global de los cementerios, que sólo en Chile factura anualmente en torno a los 300 millones de dólares. De hecho varias veces al año se realizan ferias internacionales donde se exponen las últimas novedades en términos de cementerios, ataúdes y cremaciones.

“Tenemos ejecutivos que recorren el mundo en busca de novedades, que permitan hacer menos triste el proceso”, cuenta Fuentealba.

En Chile, en tanto, el relajo con la cremación se refleja en las cifras. El numero de chilenos que aceptan volverse cenizas cada año crece 7% en la Región Metropolitana, totalizando un 8% de las defunciones. “La gente se está abriendo más al tema porque hoy existe mucha más información que despeja mitos como que las cenizas de sus deudos era mezclada con la de otros”, agrega Fuentealba.

En un país cuyos habitantes profesan mayoritariamente el credo católico, el que la Iglesia haya aceptado el tema también ha influido de modo importante. La aceptación, sin embargo, sólo corre cuando las cenizas descansan en un lugar sagrado, “Nuestra abuela era católica y no tuvo problema con que fuera cremada. Ella lo pidió en vida”, cuenta Alberto Parra. En cuanto al precio, cremar no es más barato, pero se siente menos. “Una cremación cuesta en torno a los 500 mil pesos y una sepultura un millón y medio, pero esta última sirve para tres personas”, agrega Fuentealba.

Sin Asustarse

23% de los chilenos entre 18 y 44 años creen que la cremación es una buena alternativa

2.400 cremaciones se realizan al año en santiago

580 mil pesos cuesta en promedio el servicio

950 grados celsius es la temperatura que alcanza un horno


Ayuda a gente de escasos recursos
Servicio gratuito para guaguas

Un servicio que muy poca gente conoce es el de la cremación gratis de las guaguas que no nacen y aquellas que vivieron hasta los 28 días.

“La gente se debe contactar con el programa Dignifica a través del Hogar de Cristo y puede acceder, aunque también se requiere autorización del hospital. Las cenizas son depositadas en un cinerario en medio del parque”, explica Juan Andrés Fuentealba, administrador del cinerario del Parque del Recuerdo.

Ánforas Chic

Varias son las opciones de ánforas no tradicionales. Podemos encontrar desde un barco de material biodegradable que se disuelve cuando es colocado en agua, una piedra que simula un jarrón ornamental, hasta una que esta hecha de tierra y la idea es que en su interior se coloque una semilla para que crezca un árbol.


 

 
Guía de Apoyo al Duelo Asi Somos

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player